Gracias a esta prueba podemos obtener datos valiosos de la córnea; su forma, espesor, características de sus caras, entre otros, que sirven para detectar en enfermedades y programar o decidir procedimientos quirúrgicos.