Se emplea para medir los potenciales eléctricos dentro del ojo, los cuales nos sirven para determinar la calidad de la función visual.