La cirugía refractiva es  la mejor opción para que veas bien sin lentes.